jueves, 16 de junio de 2016

Pacto Revisionista en España: Unidos Podemos



Tras la falta de escaños de IU y la ambición de Iglesias por la presidencia del gobierno español. La autodenominada Izquierda Unida, conformada por el eurocomunista PCE (Partido Comunista de España)  ha decidido juntarse en estas nuevas elecciones al títere del “socialismo del siglo XXI”, Podemos.

De esta alianza existen ciertos antecedentes en Latinoamérica, ya que los partidos jruschovistas (partidos comunistas oficiales) de Venezuela, Ecuador, etc.; se aliaron a los gobiernos progresistas de sus países para dar una “legitimación a su socialismo”. Como ya los he disco el PCE forma parte de IU, por lo cual la coalición Unidos Podemos se elabora con las mismas bases de la alianza reformista latinoamericana, para certificar el socialismo, con su discurso anti-derecha.

Pero dentro de España, esta asociación también surge del proceso de absorción efectuada por Podemos sobre la fuerza de Izquierda Unida, acto que se ha venido haciendo desde la creación del partido de Pablo Iglesias y partiendo en  la dura crítica a IU a su inactividad política, que incluyen sus dos años de política vacilante y declaraciones erráticas. Esta situación de sociedad con sus antiguos enemigos, demuestra la existencia de doble discurso dentro del partido “pseudorevolucionario” de Pablo Iglesias, al necesitar unir la demagogia y el populismo de los dos partidos, ayudando a dar un paso en las ambiciones podemistas de aparecer como la “casa común” de la izquierda y dar una solución a la baja de popularidad causada por los problemas de los dos movimientos políticos.
Entre estas dificultades, vistas en la reducción de su popularidad se hallan; la ya dicha inacción política de IU, que ha extinguido con su atracción sobre las masas populares y afines a la República. Mientras Podemos ha observado como la crisis económica en Latinoamérica junto con el “cerco de la vergüenza” en Grecia han hecho caer su notoriedad estrepitosamente, siendo agravada el ambiente con la ruptura dentro de su partido entre Iglesias y Errejon.

Mientras los “progresistas” se juntan con el “izquierdismo”, la derecha y la socialdemocracia continúan aspirando a constituir un bloque parlamentario fuerte, para elegir al presidente del gobierno. Por lo cual para España “La situación no ha cambiado, sigue siendo muy dura” (Comité Ejecutivo del PCE (m-l), 2016).

El pueblo español tiene que saber ahora que la solución a la crisis no la tienen ni el PP, ni el PSOE, ni C´s, ni Podemos; ellos solo saben cómo empeorarla situación de España. La nueva política no es más que el viejo bipartidismo reencarnado con la misma demagogia pero cambiada de nombre y de colores. 

Ahora vídeo de Iglesias adorando a Correa y la realidad del gobierno correista




No hay comentarios.:

Publicar un comentario