sábado, 27 de octubre de 2018

Cataluña y el fracaso de una Revolución Pacífica



Ya estamos a un año de los hechos del referéndum (RUI) y de la declaración unilateral de independencia (DUI) de Cataluña, donde Carles Puigdemont había proclamado la República Catalana, a la vez que el estado español mostró su carácter fascista para impedir cualquier secesionismo en la ''nación española''. Ahora con Puigdemont en el exilio, un Parlamento catalán que está técnicamente fuera de funciones y una República inexistente; cabe preguntarse ¿qué ha pasado en este país?

Cataluña es una nación de España que ha tendido a convertirse en una de las zonas más evolucionada política e industrialmente dentro del estado. Económicamente ha sido uno de los primeros territorios de España en entrar en las formas de producción industriales, por tal hecho varias sedes principales de algunas empresas dentro de España se encuentran en Barcelona y no en Madrid.

La parte de la evolución política se encuentra en el hecho que la democracia burguesa se halla más constituida frente al resto del estado español fuertemente conectado a vieja estructuras feudales como son la monarquía, que han sido preservadas por el fascismo y que ha mantenido cierto poder político a diferencia de “otras” monarquías constitucionales. La evolución política catalana también aparece en la constante actitud desafiante al estado español llegando a pretender constituir 5 veces una república propia, esto gracias a una relativamente fuerte educación e interés en la política. Estos hechos propiciaron que Cataluña fuese uno de los últimos espacios de la II República Española al igual que propicio la ira de Francisco Franco, quien reprimirá instituciones y la lengua catalana para erradicar sentimientos y pensamientos opuestos a los de él.

Todo esto es casi suficiente para que se impulse una revolución democrático-burguesa y quizás hasta llegar a una revolución socialista. Sin embargo, hay un problema para llegar a romper con el régimen del 78, y este es el pacifismo de la ciudadanía y los dirigentes catalanes con el cual se han pretendido oponer a toda la violencia y autoritarismo del régimen español.

En toda revolución se ha necesitado la violencia para buscar llegar al triunfo de esta, pues a pesar de venir con los sentimientos más democráticos y pacifistas; la reacción vendrá con todas sus fuerzas, incluyendo las armas, a acabar con la revolución.

En el caso particular de la contrarrevolución española, esta no se quedó quieta cuando en América frente a los movimientos independentistas que lideraron personas como Simón Bolívar, José San Martín y José Joaquín de Olmedo; aquellos que formarían repúblicas democrático-burguesas en Hispanoamérica. Tampoco se quedó quieto el absolutista Fernando VII ante el surgimiento de la rebelión de Rafael del Riego y la monarquía constitucional puesta acorde a lo dictado en Cádiz, esto sin importar que mantenía la jefatura del estado. Igualmente, no se permitió la continuidad de la II República dando inicio a una guerra civil apoyándose de reaccionarios como Hitler y Mussolini.

Esto es una muestra de que la revolución no se puede realizar de forma pacifista, y la proclamación de una república en un estado monárquico y contrario a la autodeterminación de los pueblos que lo integran es definitivamente algo que puede considerarse revolucionario. Por ese hecho es lógico que iba a existir actos violentos perpetrados por las fuerzas del estado.

El gobierno catalán de Puigdemont ha indicado que esperaban dialogar con el estado español, sin embargo, esto es imposible ante la actitud fascista del estado español, que mantiene instituciones como la monarquía a ordenes del dictador Francisco Franco, que ha mantenido poca transparencia y carácter democrático, y que además ha mostrado su ambición de mantener bajo su control un territorio económicamente fuerte.

Creando dependencia hacia el resto de los países del mundo, Puigdemont busco que con el reconocimiento de los países del mundo a la república esta se haga efectiva, pero ningún estado soberano reconoció a la república. Dentro de la misma línea esta la mediación de la Unión Europea, la cual tampoco ha llegado a existir. Esta inexistencia de una ayuda internacional, ni tan solo de las mayores democracias burguesas del mundo, está en el hecho que todos los países son estados capitalistas y cada uno piensa en sus intereses económicos y políticos y no en el bien de los países o en lo moralmente correcto a la hora de tomar una decisión.

Ni tan solo la Doctrina Monroe original ayuda a Cataluña, debido a que solo defiende a las democracias burguesas de América, debido al interés particular de los Estados Unidos, no precisamente por defender la libertad del resto de estados americanos. En el caso de Venezuela, Maduro presento su apoyo al independentismo para mostrarse como un “defensor de la democracia”, ocultando su rostro fascista denunciando el fascismo de Rajoy, pero no reconociendo a Cataluña como un estado soberano. Para la burguesía internacional no existe mucho interés sobre la independencia catalana, así como tampoco existe interés de esta de romper con el actual régimen español.

Pero quizás de todo esto el mayor problema para el independentismo catalán fueron los dirigentes de esta, que como representantes de la burguesía estaban interesados en sus propias ambiciones de ocultar los problemas de corrupción de la vieja Convergencia Democrática (CDC), partido al que pertenecía Puigdemont, a la vez que también aumentar el poder económico y político de la Generalitat de Catalunya, en donde existe cierto déficit ante el sistema de repartición de los capitales hecho desde el gobierno central de España.

Estos dirigentes no han sido eficientes a la hora de constituir la República Catalana, teniendo titubeos a la hora de independizar la nación esperando que al final el gobierno central les de acceso a una mayor cantidad de capitales, pues provienen de la misma línea de Jordi Pujol, líder del CDC quien coopero en la formación de los gobiernos centrales del Reino de España. Eso significa que este grupo de políticos estuvo cómodo en algún momento dentro del régimen del 78 y su independentismo ha surgido de un mero interés económico que se esperaba contentar con la proclamación de la república, que solo sería utilizada como una amenaza, mas no como algo efectivo.

Esto de una “dirigencia para la revolución” muy integrada dentro de sistema a abolirse es a causa de que en la actualidad el sistema económico que domina es el capitalismo, que, a pesar de no estar en su estado natural en España, una fuerte democracia, esta existiendo dentro de la estructura semi-feudal. A su vez hay que recordar que la era de las revoluciones burguesas fue en el siglo XIX, donde los revolucionarios españoles terminaron siendo derrotados ya sea por el accionar extranjero y por el error de confiarse de los viejos poderosos o en los servidores de estos.

Realmente llamar revolución al independentismo catalán es un término que puede quedar demasiado grande debido a la falta de una fuerte contestación a los reaccionarios ante la violencia de estos, así como también los titubeos de los grupos dirigentes que forma parte del régimen con el cual se va a romper.

La República Catalana se hará efectiva solo con el actuar de las personas interesadas en esta sin importar factores externos y actuando con toda la fuerza que se tenga que usar para conseguir esa meta, siendo firme al momento de proclamarla.

Puigdemont y compañía no han sido capaces de dirigirse firmemente contra el régimen del 78, a la vez Cataluña pide un cambio político efectivo que solucione los problemas de la nación, algo que se lograra con gente decidida y que entienda el papel de las armas para romper con el régimen. Con ello Cataluña podría alzarse en una revolución que puede llegar hasta a ser socialista.



miércoles, 24 de octubre de 2018

Alemania y Brasil: Del Revisionismo al Fascismo


La llegada del fascismo luego del fracaso de una política autoproclamada de izquierda que a su vez obtuvo el poder luego del fracaso de un régimen abiertamente de derecha no es algo que se haya originado en Brasil. La burguesía como respuesta a los clamores populares y para mantener sus privilegios lo han usado por varios años.

Muestra de ello aparece en 1918, tras la Primera Guerra Mundial el estado semifeudal del II Reich Alemán entraba en crisis en una guerra que se estaba perdiendo. Comenzaba una revolución contra la monarquía el 9 de noviembre, que lograría sacar ese año del poder, instalándose un estado democrático-burgués dirigido por el Partido Socialdemócrata (SPD). La nueva cabeza del gobierno alemán era Friedrich Ebert. El era socialdemócrata y como ya se conoce, la socialdemocracia es la primera corriente revisionista del marxismo que preserva el sistema capitalista con ciertas reformas a este en las cuales convierten al estado en asistencialista para apaciguar los deseos populares.

El gobierno provisional puesto por la socialdemocracia utilizaría un nombre tan bolchevique como el de "Consejo de Comisarios del Pueblo", un calco del nombre del gobierno que hace un año se había instaurado en la antigua Rusia zarista, sin embargo estos comisarios venían de apoyadas clase poderosa del antiguo régimen que solicitaron la ayuda del SPD para salvar sus cuellos y controlar la revolución haciendo pasar el gobierno del SPD como fruto de la revolución y no como una reacción de los poderosos que iban a caer ante el avance revolucionario en Alemania.

Este nuevo gobierno firmara la rendición ante los aliados y continuara reprimiendo a las fuerzas revolucionarias y las pretensiones de los espartaquistas de formar una república socialista, para ello aplico el paramilitarismo con los exoficiales de Reich que habían organizado las Freikorps. Ebert sería el jefe de estado alemán el resto de su vida bajo una incipiente democracia y una crisis económica en un país endeudado por el Tratado de Versalles y en el que subía el precio, al igual que el desempleo y la falta de productos. La moneda alemana se devaluaba llegando a valer mas el papel que la cantidad que representaba como billete.

En esta situación los espartaquistas, que habían salido de las filas del SPD cuando sus dirigentes se acercaron a la burguesía, formarían el Partido Comunista (KPD) que seria fuertemente reprimido por el régimen socialdemócrata que mataría a Rosa Luxemburgo y Karl Liebknecht, líderes del KPD asesinados por sus antiguos compañeros del SPD.

Esta actividad de lucha contra la burguesía le llevaría para 1924 al KPD a convertirse en la cuarta fuerza parlamentaria, estando debajo de dos partidos que formaban la coalición gubernamental. La decadente situación alemana bajo la burguesía preveía el ascenso del KPD a menos que se buscara una solución para repeler el avance marxista.

El 9 de noviembre de 1923 sucedía en Múnich un intento de golpe de estado organizado por el Partido Nacionalsocialista Obrero (NSDAP) y antiguos miembros de las Freikorps. El líder de esta organización acuso al marxismo y los judíos de los problemas de Alemania, haciendo pensar que la socialdemocracia era también marxista, aunque la verdad es una traición a la ideología. Tras el golpe fallido, este sujeto fue encerrado, pero al salir obtendría popularidad gracias a ese discurso en que revivía el patriotismo.

Paul von Hindenburg se volvía sucesor de Ebert tras aceptar ser candidato presidencial luego de recibir el consentimiento del ex Kaiser Guillermo II, mientras Adolfo Hitler aumentaba su popularidad pretendiendo sacar al KPD del juego. El SPD era la primera fuerza del Reichstag, pero el gobierno estuvo la mayoría de tiempo controlado por coaliciones de otros partidos en las cuales solo en una ocasión estuvo el SPD, estos partidos abiertamente de derechas no consiguieron solucionar los problemas que empeoraron en la crisis de 1929.

El NSDAP se tornará en la segunda fuerza parlamentaria en 1930 entre el SPD y el KPD, luego en 1933 conseguiría pasar al SPD y ser los primeros en el Reichstag. Hindenburg, que había tomado nuevamente la presidencia con apoyo del SPD, aceptaría finalmente el nombramiento de Hitler como canciller iniciando el III Reich Alemán.

Así el fascismo tomo el poder en Alemania, por acción de una burguesía que busco por todas las formas posible impedir el avance del comunismo en el país, siendo la última opción la del fascismo que con su retórica convertirá en legal el asesinato de comunistas y cualquiera que le impida sobrevivir al régimen para mantener el sistema de privilegios, sin importar que esto haya significado para Alemania volver a tener a una persona bajo el control de todo, extinguiendo la democracia burguesa y retrocediendo a prácticas del Antiguo Régimen.

Es así como la historia se está repitiendo en Brasil con Jair Bolsonaro podría ganar la elección gracias a una derecha obsoleta y a la pseudoizquierda del Partido de los Trabajadores (PT) que ensucio y saboteo las banderas de la revolución, solo que ahora la decisión final no esta ni en un grupito de políticos burgueses reunidos en un parlamento ni en un ex militar al servicio de la monarquía, la decisión esta en pueblo en una votación, aunque esta no tenga grandes opciones, la realidad es que fascismo es un retroceso total de la estructura política al siglo XVIII donde la voluntad de un monarca estaba sobre todo el estado.


Bibliografía

Exordio. (29 de Octubre de 2009). Economía alemana (1920-1945). Obtenido de Exordio: https://www.exordio.com/1939-1945/paises/economia1GER.html

Horrillo Ledesma, V. (s.f.). Ebert, Friedrich (1871-1925). Obtenido de La Web de las Biografías: http://www.mcnbiografias.com/app-bio/do/show?key=ebert-friedrich

lunes, 8 de octubre de 2018

Independencia de Guayaquil: La Primera Victoria de la Revolución Democrático-Burguesa en Ecuador


"La única garantía posible de democracia es un fusil en el hombro de cada obrero" (Lenin, 1917)
Las revoluciones no se hacen con guantes de seda, las revoluciones se hacen con el uso de las armas. Pero entre algunas revoluciones, ha habido aquellas que se han caracterizado por el reducido derramamiento de sangre algunas, esto debido al poder que tenían las clases encargadas de librar la revolución sobre las armas.

Historias como esta es la del 9 de octubre de 1822, fecha en la ciudad de Guayaquil proclamó la Independencia de toda la provincia en la cual regía. En esos tiempos Guayaquil era uno de los principales puertos del Imperio Español en Sudamérica. Durante la época colonial la ciudad y la zona que administraba había cambiado de jurisdicción entre los Virreinatos del Perú y Nueva Granada (Gran Colombia) debido a los intereses de la aristocracia y los designios del rey español. En 1803 había sucedido el último cambio donde se separaría a Guayaquil de Quito quedando los asuntos militares bajo influencia del Perú y comerciales bajo Nueva Granada quedando en 1806 bajo la influencia total peruana, desfavoreciendo nuevamente a la Real Audiencia de Quito que había visto varias veces reducido su territorio.

En los territorios de la Real Audiencia de Quito los liberales habían recibido tres terribles derrotas para la revolución, la primera en la caída de la Junta Autónoma de Gobierno del 10 de agosto, la segunda en la caída del Estado de Quito que había patrocinado Carlos Montúfar, y la tercera, una general para todos los pueblos gobernados por España, la derogación de la Constitución de Cádiz por parte del Rey Fernando VII. De entre estas derrotas aparecen figuras del pensamiento ilustrado, entre ellas José Joaquín de Olmedo, diputado en Cádiz por su natal Guayaquil, estudiante de Eugenio Espejo, quien vio como el Rey Borbón rompía la constitución en la que él y José Mejía trabajaron, aquella por la cual Mejía murió lejos de la tierra que lo vio nacer y de su amada Manuela Espejo.

Ya para 1820, al sur de la audiencia quiteña se estaba constituyendo una nueva república liderada por Simón Bolívar, la Gran Colombia. Quito y Guayaquil eran los últimos territorios del antiguo virreinato neogranadino bajo el yugo español. Al norte, José de San Martín iniciado una serie de luchas independentistas contra España. Las fuerzas españolas se dirigían impedir el avance del liberalismo por América.

Guayaquil, debido a su riqueza como puerto, tenía 1.500 habitantes que eran soldados, 10% de la población, esto para poder defenderse de las incursiones de los piratas, ante lo cual se usaban los aportes del mismo pueblo guayaquileño para construir las baterías y fortines, esto mientras el Imperio reducía sus posibilidades de ampliar su comercio hacia Nueva España (México) y le imponía tributos, que se fortalecieron ante la independencia de gran parte de las tierras españolas sudamericanas.

Allí es donde se encontraba Olmedo que tras la eliminación de la Constitución que había implementado una monarquía constitucional para los pueblos del Imperio Español, razono que no había posibilidad de tener democracia aceptando al monarca como jefe del estado. Desde Perú, León de Febres Cordero, Luis Urdaneta y Miguel de Letamendi; militares venezolanos disidentes de las fuerzas realistas estaban siendo trasladados de vuelta a Venezuela, pero desembarcaron en Guayaquil. José de Antepara era un liberal que se nutrió en Europa del pensamiento ilustrado y en 1814 regresa a su natal Guayaquil.  José Villamil procedía de Nueva Orleans y se integro a la causa independentista a sus 21 años y llego a conocer a Simón Bolívar, llegaría a Guayaquil y se casaría con Ana Garaycoa. Ha esto se agrega a Vicente Rocafuerte con libros del pensamiento ilustrado que ingresaba ilegalmente a la ciudad y que obligo a que se usen para el estudio del francés, algo que debió incrementar el estudio de las ideas de la Ilustración.

Sera el 1 de octubre de 1820 cuando iniciaran las conspiraciones en la casa de Villamil, donde un baile encubrió los que se estaba tramando, una reunión secreta en donde no pudo asistir Olmedo, quien estaba vigilado por las autoridades imperiales. La Fragua de Vulcano en la que se tomaría las decisiones principales para dar el golpe a la monarquía.

Por los 8 días siguiente habría discusiones sobre cual sería el líder, y otras de esperar a las campañas de Bolívar y San Martin. Seria la noche del 8 de octubre a las 10 que Villamil informara luego de que los soldados del realista Benito García del Barrio dejasen de vigilar su casa. Será Febres Cordero quien levante la voz para que se continúe el proceso revolucionario sin importar estos temores.

A las 2 de la tarde del 9 de octubre se iniciará con la toma de los cuarteles de la ciudad: Gregorio Escobedo el de Granaderos, Leon Febres Cordero el de la Artillería, Urdaneta y Antepara el cuartel Daule de la Caballería. Tras esto se lanzan contra la batería “Las Cruces”. Se tomarían el control de las armas de la ciudad. El “cacique” Hilario Álvarez detuvo a Benito del Barrio en su casa, luego será detenido el gobernador Vivero. Las autoridades coloniales terminaran por rendirse antes del amanecer.

A las 10 se constituirá la Junta de Gobierno con Escobedo, Vicente Espantoso y Rafael Ximena. Se realiza la reunión de Cabildo en se firma el Acta de Independencia y se juramenta a José Joaquín de Olmedo, designado como Jefe Político. Mientras los hechos de Guayaquil darían vida a la revolución dentro de su jurisdicción y fuera de esta.

« El pueblo unido a las tropas de la plaza, ha proclamado la independencia de esta Provincia […] Nuestros puertos, como nuestros brazos, están abiertos para nuestros hermanos y amigos […] Este Ayuntamiento patriótico, se adelanta a poner en conocimiento de V.E. este glorioso suceso, por lo que pueda interesar a sus operaciones militares, y para que una armoniosa combinación apresure el destino de América» (Olmedo y Maruri, 1820)

El 10 de noviembre se genera un Reglamento Provisorio de Gobierno que constituye a la Provincia de Guayaquil como un estado independiente al ser ratificada el siguiente día. José Joaquín de Olmedo será su jefe de estado, quien no estaba interesado ni tampoco le propusieron nómbrale José II de Guayaquil, recordando que José Bonaparte fue Rey de España; tampoco en ser Presidente de la Provincia, pero ante las constantes peticiones de sus compañeros accedió. Se forma un ejército que será la División Protectora de Quito, formado por los soldados guayaquileños que serían destinados a liberar la Real Audiencia de Quito.

Débiles para conseguir avanzar solo, el ejercito de Guayaquil se uniría a las tropas de Antonio José de Sucre para conseguir la independencia del resto del territorio de la Real Audiencia como también mantener los ya independiente ante la oposición amante del absolutismo ante la cual la represión seria la solución, así como la claridad de ideas. Sería el 24 de mayo de 1822 que la lucha en Quito terminaba, integrándose los territorios quiteños en la Gran Colombia, menos Guayaquil, indecisa entre el estado independiente, la anexión grancolombiana o la anexión peruana.

Seria el 11 de julio de 1822 que terminara la historia de la Provincia Libre. Bolívar con su carácter libertario e integracionista, pero también, como capitalista, ambicioso e individualista, para impedir a San Martin anexar al Perú el territorio, derroca al gobierno de Olmedo e integra la provincia a la Gran Colombia. Olmedo marcha al exilio en el Perú.

Sera luego de algunos años que Olmedo regresara tras se encargado de invitar a Simón Bolívar ha participar en el proceso de independencia peruano. Iniciará funciones dentro de la política grancolombiana hasta la caída de este Estado y el surgimiento del Ecuador, donde tendrá que tratar nuevamente con un absolutista que si hubiese deseado ser José II del Ecuador.

Y allí está la historia de la revolución de Guayaquil sucedida hace 198 años y que entendería la necesidad de los ideales y la utilidad del poder de las armas para conseguir que se triunfó en la revolución y se garantice la democracia. Todo esto ante una monarquía autoritaria que hasta la actualidad se rehúsa a dejar ir a dejar ir sus territorios por la autodeterminación de los pueblos que lo habitan, en luchas contra la opresión que continuarán hasta el fin de los diferentes estilos de esclavización.


Bibliografía

El Universo. (8 de Octubre de 2015). La revolución del 9 de Octubre de 1820 en 20 hechos curiosos. Obtenido de El Universo - Ecuador: https://www.eluniverso.com/noticias/2015/10/08/nota/5172893/revolucion-9-octubre-1820-20-hechos-curiosos
EL Universo. (s.f.). 9 de Octubre de 1820: Ruta hacia la Aurora Gloriosa de Guayaquil. Obtenido de El Universo - Ecuador: http://especiales.eluniverso.com/nueve-octubre-1820/
Laviana Cuetos, M. L. (1999). Entre Quito y Lima: Disputa por Guayaquil a Comienzos del siglo XIX. Obtenido de Consejo Superior de Investigaciones Científicas: http://digital.csic.es/bitstream/10261/26137/1/Entre%20Quito%20y%20Lima.pdf
Lenin, V. I. (Abril de 1917).
Olmedo y Maruri, J. J. (Octubre de 1820).

Presidencia de la República del Ecuador. (29 de Noviembre de 2017). José Joaquín de Olmedo. Personajes Emblemáticos. Quito, Pichincha, Ecuador. Obtenido de https://issuu.com/personajes_emblematicos/docs/comic_olmedoweb

viernes, 5 de octubre de 2018

La Doctrina Monroe: De Aislacionismo a Imperialismo


La anterior semana Donald Trump y Nicolás Maduro revivieron la llamada Doctrina Monroe, el último incluyéndola como rival de las ideas de Simón Bolívar y parte de aquello que promueve la invasión de Venezuela. Algunos críticos comenzaron entonces a discutir ¿de qué demonios habla este?

El Origen de la Doctrina

El final del siglo XVIII marco el inicio de la era de las revoluciones liberales. Los Estados Unidos se encontraba en los inicios como un estado independiente y democrático liderado por una clase política burguesa. Mientras tanto en Europa los monarcas verían con temor la expansión del liberalismo. Con el paso de la primera mitad del siglo XIX las colonias americanas se irían independizado gracias a las luchas libertarias de Simón Bolívar y San Martin que darían paso a nuevos estados capitalistas, o bueno con un capitalismo en vías de desarrollo.

Los Estados Unidos ven como América había quedado bajo gobiernos independientes a las viejas metrópolis feudales y decidió reconocerlos. En Europa, el liberalismo era acechado por los nobles temerosos de la perdida de sus privilegios y títulos. En 1823, la Francia del Borbón Luis XVIII envía a los Cien Mis Hijos de San Luis contra la monarquía constitucional española, para restaurarle todo su poder absoluto a su pariente Fernando VII. Con su victoria frente al liberalismo español, los reyes comenzaron a pensar si era posible reconquistar a las repúblicas latinoamericanas 

Ante eso el gobierno yanqui se vio preocupado ante la posibilidad que una colonia americana de Europa se vuelva un peligro para el naciente estado y la nación a constituirse, al ser un aliento para continuar con las invasiones a America y una posible base para estas incursiones. 

Recordar en esto que el liberalismo y el capitalismo siguen pensamientos individualistas en los cuales se siguiendo principalmente, nivel de un estado, los intereses nacionales, careciendo mucho del carácter internacionalista que la revolución socialista proclamara en el siguiente siglo. Muestra de ello fue que los independentistas neoingleses se habían recibido el apoyo militar de la Francia de los Borbones, misma que caería más tarde ante los liberales.

Así tenemos que cualquier apoyo que se al resto de los liberales y burguesía extranjera está bajo el un de resguardo de sus intereses y no totalmente para un apoyo de la expansión del nuevo sistema político.

Así se siguió durante los primeros años del nuevo estado una política aislacionista apoyada por George Washington para desarrollar la economía estadounidense aprovechando que los enemigos feudales se hallaban distraídos en sus problemas en Europa con la Revolución Francesa y las guerras de Napoleón Bonaparte.

Pero tras la caída del liberalismo en España y las pretensiones de la “Santa Alianza” de la nobleza europea de restaurar el gran imperio español. Los Estados Unidos se vio atemorizado ante la creación de un gran ejercito del Antiguo Régimen que invadiera América a terminar con la democracia. Incluyéndose el hecho que si España reconquistaba todas sus colonias, los Estados Unidos terminarían solos.

James Monroe, quinto presidente estadounidense, se presentaría ante el Congreso con un discurso en el cual se integraban las propuestas de su secretario de estado, John Quincy Adams. Hasta ese momento los Estados Unidos solo se dedicaba a reconocer a los nuevos estados una vez que consiguieron su independencia y soberanía sobre su territorio, pero ahora los nuevos planteamientos expresaron lo siguiente:
  • «Los continentes americanos […] no deben ser considerados ya como objeto de futuras colonizaciones por parte de las potencias europeas.»
  • «El sistema político de las potencias aliadas es esencialmente distinto […] del de América […] Cualquier tentativa de ellas para extender su sistema a cualquier porción de nuestro hemisferio sería considerada por nosotros como peligrosa para nuestra paz y seguridad.»
  • «No hemos intervenido, ni en adelante intervendremos en las colonias o dependencias actuales de cualquier potencia europea […] En las guerras entre potencias europeas por cuestiones propias de ellas no hemos tomado nunca parte alguna, ni interesa a nuestra política que la tomemos.»

De este modo para no caer de nuevo bajo el poder del Imperio Británico se declararon defensores de la democracia en el continente americano, oponiéndose a la intervención de las potencias europeas en el continente. Sin embargo, en un principio esta doctrina no fue aplicada fuertemente por el gobierno estadounidense, en asuntos en los cuales que incluyo los problemas en las Islas Malvinas entre Argentina y el Reino Unido en 1833 donde paso del reconocimiento al desconocimiento de la soberanía argentina manteniendo un silencio en este asunto, en eso que los Estados Unidos habían entrado a las islas en 1831 atacando el Puerto Soledad que se encontraba en manos argentinas.

La Reformulación de la Doctrina

Expansión de los Estados Unidos
Seria a partir de 1845 que iría surgiendo otro pensamiento que daría a la Doctrina Monroe un toque diferente. El Destino Manifiesto comenzaría a ser diseñado por el columnista John L. O'Sullivan que buscaba justificar la anexión de territorios en ese momento mexicanos.

De allí los Estados Unidos continuarían una expansión dirigido bajo la creencia que tendrían que gobernar sobre toda América. En 1865 terminaba la guerra de secesión estadounidense y Abraham Lincoln conseguía que al fin en los Estados Unidos se afirme una identidad nacional.

Para 1870 en la doctrina se incluirá el rechazo al intercambio de las colonias entre las potencias europeas.

Cada vez importando mas los intereses del capital que los ideales cercanos a algún bienestar social, llevaron al presidente Rutherford B. Hayes en 1880 a replantear la Doctrina Monroe, en la cual se formó una “esfera de influencia exclusiva” en el Caribe y Centroamérica dejando totalmente visible sus ambiciones.

Entre estos nuevos planteamientos también se podría como un derecho de la nación el control exclusivo de cualquier canal interoceánico que se construyese, haciéndose efectivo este argumento en la apropiación del Canal de Panamá, cuya construcción la había iniciado por Francia pero que sería abandonada a raíz de las dificultades.

Para el tiempo en que se desarrollaba el proyecto del canal, el presidente Theodore Roosevelt emitiría en nuevo corolario para la doctrina, tras el bloqueo naval a Venezuela perpetrado por Alemania, Reino Unido y Italia. El nuevo argumento será el de tener el derecho a intervenir libremente en el resto de los países americanos, para reordenar el Estado o devolver las garantías de funcionamiento a sus empresas e intereses en dicha nación, en caso de una intervención de potencias ajenas al continente que las pusiera en riesgo. Esta sería la política “El gran garrote” por la cual buscaría formar una hegemonía sobre el continente americano.

La Primera Guerra Mundial y el fin de las monarquías absolutas en Europa terminó con esta guerra entre las ideologías liberales y absolutistas. Pero en Rusia no se instauraría una democracia burguesa sino un estado socialista, trayendo un nuevo conflicto ideológico. El capitalismo ya entraba completamente en agonía ya habiendo emergido el imperialismo como su forma más salvaje.

A partir de este momento es en el que la doctrina Monroe se amplio para contrarrestar el avance comunista y el de otras potencias imperialistas. Así realizarían intervenciones contra los regímenes y grupos de corte izquierdista como seria contra la guerrilla de Augusto Sandino en 1926, el ataque a Bahía de los Cochinos en 1961 contra Fidel Castro, contra la socialdemocracia de Juan Bosch en 1964, contra los gobierno procubanos de Carlos Julio Arosemena en 1963 y de Maurice Bishop en 1983, entre otros acontecimientos en los cuales se desconoció las soberanía nacional y el derecho a la autodeterminación; deponiéndose con ellos presidentes que no agradaron a Washington D.C.

Surgía así la reinterpretación de la Doctrina Monroe, antifeudal y en pro de la democracia, para que pase a existir una doctrina imperialista y anticomunista, con la cual se implantan dictaduras fascistas favorables al interés de la burguesía yanqui, aunque continúen usando el espíritu de la vieja doctrina de “defender la democracia”, sin importarle que las dictaduras impuestas bajo la nueva forma de uso hagan recuerdo al desaparecido sistema absolutista.

La Cuestión Venezolana

«El grado de desconocimiento histórico de este chofer devenido en presidente por la imprudencia de Hugo Chávez no justifica que declame barbaridades reñidas con la historia en la ONU.» (Chaves, 2018)
Ahora la cuestión está en que ha Maduro se le ha criticado su discurso recordándole su falta de grandes conocimientos y acusándolo de intentar pasarse de un gran erudito al usar estos términos. Los críticos a Maduro recuerdan la esencia original de la Doctrina Monroe hecha por Monroe y Adams, ignorando las reformulaciones posteriores que tuvieron un ámbito firmemente imperialista, esto con el objetivo de dejar a Maduro mas mal de lo que esta con el bajo coeficiente intelectual. Pero ahora habría que preguntarse si es que acaso la original Doctrina Monroe se podría lanzar contra la dictadura boliburguesa de Nicolas Maduro o será más bien que la formula actual anticomunista es la que se lanza contra él.

Para ello hay que indicar que Venezuela es un estado capitalista vasallo a los intereses de China y Rusia. Estos dos países son potencias imperialistas con un corte fascista, donde sus respetivos jefes de estado siguen una línea similar a la absolutista, perpetuándose en el poder los presidentes Putin y Jinping mientras colaboran con la burguesía de sus países.

Con esto tenemos a dos potencias ajenas al continente dentro de Venezuela, pero que son estados capitalistas, sin embargo, estas siguen un modelo político distinto a la democracia burguesa que mantiene muchos vestigios del feudalismo. Ello causa que exista ciertas condiciones para que se aplique la doctrina Monroe original. Indicando que, si se la aplicara a raja tabla, no seria por culpa del imperialismo chino que se daría la intervención sino por el ruso, esto debido a que la doctrina solo seguía una línea opositora a la recolonización europea de la “Santa Alianza” en la cual estuvo incluida el Imperio Ruso. Eso hizo que fuera solo contra la intervención de Europa, continente en el que se encuentra Rusia, no haciéndolo hacia Asia, puesto a que los intereses de potencias de la época no europea como el Imperio Otomano, el Imperio Chino, o el Imperio del Japón no tenían intereses o ya no tenían la fuerza para colonizar América.

Pero si el peligro el real para Maduro de que le saquen con la aplicación de la Doctrina Monroe original y siguiendo el carácter imperialista actual. Claro que lo que quede luego de que una intervención estadounidense saque a Maduro puede ser otro gobierno fascista afín a los yanquis o una democracia burguesa ineficiente como en Libia y Irak. Es mejor esperar que el mismo pueblo luche contra la dictadura de la boliburguesía y pueda implantar una verdadera democracia, ojalá que fuera socialista, pero gracias a la pseudoizquierda este resulta poco probable, aunque no imposible.

Claro que eso último no esperará el imperialismo estadounidense interesado en las reservas petroleras las cuales puede explotar, aún más fácil gracias a Maduro que terminó quebrando Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA), eliminado la competencia a nivel nacional y teniendo facilidad para poder sugerir que una empresa yanqui realice la explotación.

La burguesía estadounidense se encuentra interesada en sus ambiciones, eso ha sido parte de la Doctrina Monroe desde siempre, apoyando el desarrollo del país. Su reformulación imperialista vino luego de haber conseguido el desarrollo suficiente para poder expandir su influencia por el mundo. Venezuela ahora parece estar en los intereses de Estados Unidos y Maduro reacciona como un antiimperialista a pesar de ser vasallo de los imperialismos chino y ruso.

Rusia, China o Estados Unidos entre ellos se pelean por las riquezas que quedan en Venezuela. Solo terminaré diciendo que pueblo estadounidense piensa en el pueblo venezolano, ser solidarios con ellos; mientras la burguesía estadounidense, china, y rusa piensa en la burguesía venezolana afín a ellos, defendiendo sus intereses buscando que les den también su cuota de poder y alimenten sus ambiciones.

Bibliografía


Bloch, R. H. (28 de Septiembre de 2018). Venezuela hoy, ¿síntesis de la doctrina Monroe y la ley Helms-Burton? Obtenido de Infobae: https://www.infobae.com/opinion/2018/09/28/venezuela-hoy-sintesis-de-la-doctrina-monroe-y-la-ley-helms-burton/
Chaves, C. (3 de Octubre de 2018). Nicolás Maduro y la doctrina Monroe. Obtenido de Infobae: https://www.infobae.com/opinion/2018/10/03/nicolas-maduro-y-la-doctrina-monroe/
Colaboradores de Wikipedia. (17 de Septiembre de 2018). Anexo:Intervenciones militares de los Estados Unidos. Obtenido de Wikipedia, La enciclopedia libre.: https://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Anexo:Intervenciones_militares_de_los_Estados_Unidos&oldid=110664430
Enciclopedia de Características. (2017). 10 Caraterísticas de la Doctrina Monroe. Obtenido de Enciclopedia de Características: https://www.caracteristicas.co/doctrina-monroe/
Muela Morillo, J. (17 de Abril de 2015). América para los americanos: La Doctrina Monroe y la política de EE.UU en Latinoamérica. Obtenido de The Social Science Post: http://thesocialsciencepost.com/es/2015/04/america-para-los-americanos-la-doctrina-monroe-y-la-politica-de-ee-uu-en-latinoamerica/
Tarzi, N. (21 de Marzo de 2018). Detrás de la fachada de la democracia, Irak es un Estado fallido. Obtenido de Memo: Monitor de Oriente: https://www.monitordeoriente.com/20180321-detras-de-la-fachada-de-la-democracia-irak-es-un-estado-fallido/

miércoles, 3 de octubre de 2018

El Vaticano y su Servicio al Poder (Parte V)


La Reforma Protestante venía a reducirle el poder al Papa y problemas de legitimidad para los reyes de Europa que ejercían poder como un “mandato divino”. Asi los reyes y nobles se comenzaran a alinear en defensa del papa y del "catolicismo", mientras otros nobles con menos poder verán su oportunidad para asumirlo de forma absoluta ante la crisis del Vaticano.
«Ningún deber incumbe más a un soberano católico que preservar e incrementar la fe cristiana y la religión […] transmitirlas preservadas así invioladas a la posteridad, con su ejemplo al evitar que sean destruidas por cualquier atacante de la Fe […]» (Enrique VIII de Inglaterra, 1521)
Carlos I de España y V de Alemania,
y su esposa Isabel de Portugal
En esto tenemos a Carlos I de España y V de Alemania, quien era nieto de los Reyes Católicos y había sido coronado emperador por el Papa León X, su régimen necesitaba mucho de la religión católica a la que usaba para invadir América, donde sus súbditos masacraron a sus pueblos y destruyeron sus más grandes imperios, el Tahuantinsuyo y el Imperio Azteca, con objetivo de “evangelizar y civilizar a los indios”. Hacia el Oriente el emperador utilizaba la religión para lanzarse contra el Imperio Otomano. Esto llevo a Carlos ha buscar destruir a Martin Lutero en la Dieta de Worms donde buscaría que se retracte en su presencia. Lutero no se retractaría y un grupo de nobles alemanes lo protegerá, entre ellos el príncipe Federico III de Sajonia, quien simula un secuestro y lo desaparece.

A pesar de mostrarse como un gran defensor de la Iglesia, el emperador Carlos llegó a secuestrar al Papa Clemente VII después de saquear Roma el 6 de mayo de 1527, esto ante la posición papal favorable a Francia para debilitar el poder de Carlos, quien tenia gracias a sus dominios como monarca español y alemán, rodeado a Estados Pontificios.

Enrique VIII de Inglaterra
Enrique VIII de Inglaterra escribió en defensa del poder papal en su libro “Defensa de los siete sacramentos” donde llegaría a indicar al matrimonio como único y que no podría ser disuelto por las instituciones terrenales en el libro que le valió el titulo de “Defensor de la Fe”. Mas su fe sería débil ante su machismo y ambición, al no poder tener descendencia masculina con Catalina de Aragón, hija de los Reyes Católicos y tía del emperador Carlos. Enrique buscaría divorciarse de Catalina a través del Papa, pero en ese momento el Papa era Clemente VII quien se encontraba traumado por su secuestro a manos del sobrino de Catalina. Temeroso al Emperador Carlos, pero también a perder el favor del Rey Enrique, el Papa decidió ignorar el problema hasta que sea olvidado, luego de no poder llegar a un acuerdo con el monarca inglés. Finalmente, el Rey, con aliento de un grupo de protestantes, rompería con el Papa al divorciarse de Catalina y casarse con Ana Bolena en 1533.

Papa Pablo III
Alejandro Farnesio era cardenal puesto por la voluntad de la amante del papa Alejandro VI, su hermana Julia Farnesio, tras varios años dentro del Colegio Cardenalicio asumiría el papado en 1534 con el nombre de Pablo III. Su nepotismo sería parte también de sus pecados, como lo habían sido también de los Borgia, nombrara cardenales a sus nietos Guido Ascanio Sforza y Alejandro Farnesio quienes eran menores de edad. En sus conflictos contra el dominio de los Habsburgo en Italia nombrara a su hijo Pier Luigi como duque Plasencia y Parma contra los intereses de Carlos V en su calidad de Duque de Milán, por lo cual su Pier Luigi sería asesinado.

Para impedir perder fuerza ante el Imperio Otomano conseguiría aliar a todos los monarcas europeos contra las tropas turcas, aunque estas no lograrían vencer a las fuerzas del capitán Barbarroja. En un acto que podría considerarse bueno, pero en el fondo se encuentra impedir la perdida de su poder en Europa, dio inicio al Concilio de Trento en el marco de la Contrarreforma o Reforma Católica, aunque muchas medidas favorables al control terminaron fuera ante la continuidad del nepotismo y la represión de la Inquisición. Algo que si salió totalmente bueno de su pontificado fue impedir que los indígenas fuesen condenados a la esclavitud.

En 1553, asciende al trono inglés María I de Inglaterra, hija de Catalina y Enrique VIII, da marcha atrás con el protestantismo en Inglaterra, enviando a los disidentes religiosos a la hoguera ante lo cual sería llamada María la Sanguinaria. Casada con el Rey Felipe II de España busco obtener una descendencia para impedir que su protestante hermanastra, la princesa Isabel, asumiera el trono a su muerte y también unificar las coronas española e inglesa. Finalmente, no conseguiría tener hijos e Isabel II de Inglaterra tomara la silla de San Eduardo, restaurando al protestantismo en el trono en 1558.

El viudo rey Felipe II vería con la nueva reina amenazado su poder, con los piratas ingleses que saqueaban la flota española mientras se acumulaba una deuda que llegara al 60% del PIB al termino del siglo XVI. Con la excomunión de Isabel hecha por el Papa Pio V en 1570 donde se autorizaba el magnicidio de la monarca y que cualquier monarca católico usurpase su trono. Felipe II lanzará en 1588 a su “Armada Invencible” que terminará siendo derrotada, perdiendo España la supremacía marítima ante Inglaterra.

Con el reinado de Isabel se inicia la colonización británica en Inglaterra con el pirata Walter Raleigh en 1583 al fundar la colonia de Virginia. Dos décadas después, en 1608, se fortalecería la colonización con la fundación de Jamestown. Así se comenzaría a ignorar las Bulas del Papa Borgia que garantizaban la hegemonía ibérica sobre América, ante lo cual el Papa comenzará a perder su poder político, al también hacerlo los monarcas católicos.

Felipe II de España y I de Portugal
En 1590, con presiones de Felipe II, el Papa Gregorio XIV se excomulga al rey Enrique IV de Francia, el primer Borbón en este trono, ofreciendo el trono al que ya era Rey Felipe II de España y I de Portugal, dándole poder absoluto sobre la costa atlántica de la Europa continental. Ante esto el rey Enrique se volvería católico para no perder la corona.

El protestantismo, junto con los emergentes sentimientos nacionalista dentro del Sacro Imperio Romano Germánico, dará inicio a la Guerra de los Treinta Años en 1618 y que terminó en 1648 con un debilitado imperio donde el Papa y el Emperador verían disminuido sustancialmente su poder. Esto daría inicio a la constitución de los estados-nación y a la caída del Imperio.

 El conocimiento será visto desde entonces como un peligro para la Iglesia que buscaría impedir que se llegue a la constitución de un pensamiento político que provoque una revolución. Esto se vio con Galileo Galilei en 1633 cuando fue acusado de hereje por el Papa Urbano VIII por su apoyo a la teoría heliocéntrica de Nicolás Copérnico, esto a pesar de que al fallecido Papa Farnesio no le hubiese disgustado esta teoría. Esta teoría se vería como un peligro al terminar con pensamiento sobre la importancia humana en el universo al estar en el centro de este, algo que hacia fuerte ante un Papa creía calificado para estar sobre todos los campos de conocimiento, teniéndolos bajo su control, recordando la influencia que este cargo tenía sobre las ciencias en la era feudal gracias a una especie de mecenazgo que ejercía sobre éstas, junto con la nobleza.

El Papa Inocencio X, descendiente de Alejandro VI, tratara con la independencia de Portugal de la dinastía Habsburgo negándose a reconocer al Rey Juan IV de Portugal en 1640 y no aprobado la designación de obispos portugueses. Lanzo acusaciones contra la familia de Urbano VIII por apropiación de bienes de la iglesia, acusación de la que desistiría ante las pretensiones de Francia de entrar a Roma, al este país proteger a la familia de Urbano.

Luis XIV de Francia
Eso eran los años en que iniciaba el reinado de Luis XIV de Francia que con su política absolutista, también absorbería el poder eclesiástico en sus posesiones. Con ello se limita el poder papal a la voluntad del rey francés, algo que no fue aceptado por el Papa. Luis también se lanzo a la persecución del protestantismo revocando el Edicto de Nantes que les había otorgado cierta libertad de culto.

Inocencio XI sería el que podría acabar con las pretensiones de Luis, el Rey Sol, que podían llevar a una separación entre la Iglesia Católica y la Iglesia en Francia, luego de elegir a Joseph Clemens como Arzobispo de Colonia, un cargo desde el cual también se tenia voto en la elección del emperador alemán, hecho por el cual Luis quería imponer a su candidato, pero no lo consiguió. Debilitándose mas al ser depuesto su aliado, Jacobo II de Inglaterra, con la posible ayuda económica de Inocencio.

Pero a la muerte de Inocencio XI en 1689, el rey francés volvería a atacar y conseguiría que nombren a Alejandro VIII como papa. Nepotismo desenfrenado junto con subsidios para la Republica de Venecia fue lo que hizo en su año como papa. Luis conseguiría el territorio de Aviñón y del Condado Venasino pero no la autoridad eclesiástica deseada.

En 1700, ante la situación española por la muerte de Carlos II de España sin descendencia, el Papa Clemente XI es obligado a reconocer a Carlos Francisco de Habsburgo y Neoburgo como Rey de España contra el interés francés de poner a Felipe de Borbón en el trono hispano.

Los intentos para restaurar el poder papal en Inglaterra continuaron apoyando a la línea de la familia Estuardo de Jacobo Francisco Eduardo Estuardo, que a partir de Carlos II de Inglaterra eran oficialmente de religión católica, pero fracasarían en sus intentos, manteniéndose la Iglesia Anglicana independiente a la autoridad papal.

Con Clemente XII en 1730 se volvió a notar la corrupción que rodeaba la Basílica de San Pedro con una bancarrota exigió la restitución de capitales y prebendas por parte de los ministros que habían abusado de la confianza del recién fallecido Benedicto XIII. Sin embargo, esto no solucionara la situación económica.

Benedicto XIV, electo en 1740, daría apertura a las ciencias y a los nuevos conocimientos, llegando a borrar del índice de libros prohibidos De revolutionibus de Nicolás Copérnico y terminar con la oposición a la teoría heliocéntrica. Para este momento ya existía el pensamiento ilustrado que terminaría con las ideas feudales ante la expansión del conocimiento y el surgimiento de nuevos inventos.

España, Francia y Portugal se lanzaron contra los jesuitas y pretendieron obligar a Clemente XIII ha suprimir esta organización formada en la Contrareforma, acto que no realizó y por el cual estos estados atacaron a los Estados Pontificios. Finalmente sería Clemente XIV quien desistiría y el 21 de julio de 1773 promulgó el breve Dominus ac Redemptor, por el que quedaba disuelta la Compañía de Jesús. El objetivo luso-borbón de esto sería, según los ilustrados, acabar con el poder que podían ejercer a través de la persuasión religiosa y sus amplios conocimientos, que llegaban hasta a incluirse el estudio de las lengua quechua y aimara, actos por los cuales obtuvieron el prestigio de gente culta, aunque dentro de un pensamiento semi-dogmático con el cual apoyaban la educación y ciertas libertades, pero no el pensamiento ilustrado.

Pero la cura resultó mas que una solución, un peligro. Sin la Compañía algunos jesuitas se adentraron en el movimiento ilustracionista, lo que permitió la introducción de estos en proyectos enciclopédicos, iniciativas periodísticas, organización de bibliotecas e, incluso, la presencia de jesuitas centroeuropeos en diferentes logias masónicas.

Así el feudalismo europeo continúo creando a su verdugo que se estaba fortaleciendo. El 4 de julio de 1776 era ratifica La Declaración unánime de los Trece Estados Unidos de América proclamándose la inminente primera victoria de la Era de las Revoluciones Liberales o Democrático-Burguesas.

Bibliografía

Cervera, C. (10 de Diciembre de 2015). María «la sanguinaria», la mujer que convirtió a Felipe II en Rey de Inglaterra. Obtenido de ABC - España: https://www.abc.es/historia/abci-maria-sanguinaria-mujer-convirtio-felipe-inglaterra-201512100152_noticia.html
Cervera, C. (19 de Diciembre de 2016). León X, el Papa hedonista que pagó con veneno su lealtad al Imperio español. Obtenido de ABC - España: https://www.abc.es/historia/abci-leon-papa-hedonista-pago-veneno-lealtad-imperio-espanol-201612190135_noticia.html
DW Documental. (10 de Junio de 2018). Lutero y la nación. Obtenido de Youtube: https://www.youtube.com/watch?v=oBg1u8O_0WA
Enrique VIII de Inglaterra. (1521). Carta de Enrique VIII al Papa León X sobre el tema de su libro Assertio Septem Sacramentorum. Obtenido de Roman Christendom: http://romanchristendom.blogspot.com/2008/04/assertio-septem-sacramentorum-henry.html
Europa Press. (9 de Noviembre de 2015). El saqueo de Roma por las tropas de Carlos V y el arresto del Papa Clemente. Obtenido de Europa Press: http://www.europapress.es/sociedad/noticia-saqueo-roma-tropas-carlos-arresto-papa-clemente-20151109211417.html
Giménez López, E. (2009). Los jesuitas y la Ilustración. Obtenido de Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes: http://www.cervantesvirtual.com/obra-visor/los-jesuitas-y-la-ilustracion/html/7e9c764b-9e44-4761-a927-5c5b5a85fbf8_2.html

Johnston, G. S. (1994). El Caso Galileo. Obtenido de Centro de Recursos para la Educación Católica: https://www.catholiceducation.org/es/controversia/galileo/el-caso-galileo.html

miércoles, 26 de septiembre de 2018

Brasil: Entre la Ultraderecha y la Pseudoizquierda


En el año 2003 iniciaba el gobierno del que se proclamaba de izquierda, Luiz Inácio Lula da Silva, en la República Federativa del Brasil, su gobierno sería continuado con Dilma Rousseff que duraría hasta 2016 cuando su vicepresidente Michel Temer del aliado Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), termine por destituirla para iniciar un gobierno abiertamente de derecha.

Ahora con las elecciones de octubre el Partido de los Trabajadores (PT), el partido de Lula, ha escogido a Fernando Haddad como su candidato presidencial luego de que la justicia impidiera que Lula da Silva sea candidato al estar encarcelado por corrupción. Haddad tendrá que competir contra el ultraderechista Jair Bolsonaro, con fuerte presencia en las encuestas, por lo cual puede ser que asuma el poder del país. La extrema derecha abierta podría tomar el poder del país, así que la pregunta es ¿cómo se ha llegado a esto?

El Gobierno de Lula da Silva

Lula da Silva
Regresando por la historia brasileña, en el año 2002, Lula da Silva y el PT ganaban las elecciones presidenciales en segunda vuelta con una alianza de partidos, entre otros, izquierdistas, iniciando el siguiente año su presidencia al tomar posesión del cargo.

Se suponía que iba a darse un cambio en la política del país bajo la izquierda al el PT haber venido con esas propuestas, por lo menos implementando una política socialdemócrata. Pero eso no sucedió en cambio el PT continuó su proceso de derechización que venía dándose desde la cuando este partido estaba fuera del poder. Ese hecho se vio al mostrar una alianza que no solo tenia a la izquierda revolucionaria sino a un partido de un carácter democrático-burgués como son: el Partido Liberal (PL), un nombre que tradicionalmente utilizan los partidos de “izquierda”, pero una “izquierda” afín al capitalismo y defensora de los estilos liberal y federal, estando a la izquierda del Partido Conservador.

Con este aliado se entiende entonces que el gobierno de Lula, sin importar su discurso favorable a la clase obrera, continúe fomentando el desarrollo del estado burgués, siguiendo la línea de su antecesor Fernando Henrique Cardoso, aunque integrado dentro de un bloque imperialista distinto al de los Estados Unidos, acercándose a China y Rusia. Así surgía un aumento del comercio con China al 750%, esto mientras el país crecía un 5% anualmente, pero como siempre esto solo garantizaba los privilegios de la burguesía, puesto que la desigualdad continúo siendo extrema.

Empresas multinacionales brasileñas como Petrobras y Odebrecht daban al capitalismo brasileño un carácter imperialista sobre el resto de Latinoamérica teniendo negocios en distintos países de la región, en lo cual se destaca el poder brasileño sobre los recursos hidroeléctricos en Itaipu, una presa puesta en la frontera brasileño-paraguaya que en lugar de significar la integración latinoamericana, ha representado la sumisión energética de Paraguay y la pérdida de su soberanía en ese territorio desde 1973, a raíz de la corrupción de los políticos paraguayos. Esta sumisión mantenida por Lula da Silva en su gobierno y su sucesora.

Pero sin importar esto Lula seguía abogando en sus discursos contra la desigualdad y el imperialismo, respaldando la integración latinoamericana. Lo único que haría para cubrirse sería el asistencialismo, útil para generar votos pero no para terminar con la desigualdad, solo para hacer menos difícil la supervivencia. Unificaría en un solo programa las diversas políticas iniciadas por Cardoso, surgiendo el programa Hambre Cero que perderá importancia al ser absorbido por el Ministerio del Desarrollo Social. Bolsa Familia seria entonces el nuevo programa estrella del gobierno dando “apoyo financiero” a personas con una baja ganancia, volviéndose dependientes al gobierno, y por ende a la victoria electoral del PT, comprando así la lealtad del pueblo.

Con esto sucesivamente mantendrían el poder del país en las elecciones manteniendo complacida a la burguesía y a su grupo de nuevos ricos, y apaciguada a la clase obrera. Pero esto comenzaría a terminar en el mandato de Dilma Rousseff cuando los años de bonanza que vivió Lula terminaron y la crisis dio inicio en el 2014 a lo que la rabia del pueblo aumentó ante los gastos innecesarios que se estaban realizando para albergar el Mundial de Fútbol del 2014 y Juegos Olímpicos del 2016 en lo que se incluyó desahucios para realizar las citas deportivas.

El destape de los casos de corrupción del régimen del PT y el sobreendeudamiento al que Lula había sometido al país motivó a protestas. El temor de la burguesía a que esta situación se fuera de sus manos llevó a que el Parlamento con los votos del partido derechista aliado de Dilma, el PMDB, y resto de la derecha tradicional destituyan a Dilma e inicien la presidencia de Temer.

Luego del PT

El gobierno de Michel Temer inicia el 12 de mayo de 2016 su presidencia interina, teniendo su única luz en los Juegos Olímpicos que inauguraría en agosto, al poco de terminar las olimpiadas asumiría la presidencia definitiva del país.

El resto de su tiempo en la presidencia será tratar los casos de corrupción que lo involucraban a el y a su partido, pues el presidente cambio, pero en el poder continuaban los antiguos aliados del PT que formaron parte de su crapuloso régimen. Desde el día 11 de su gobierno interino hasta la actualidad a mantenido el poder hundido en el desprestigio de la corrupción y la imposibilidad de alargar su periodo en una elección.

¿Quién es Jair Bolsonaro?

Jair Bolsonaro
En medio de esta situación aparece la figura de Jair Bolsonaro, militar retirado admirador de la dictadura militar anticomunista. Con un discurso enfocado en racismo, sexismo y xenofobia; tradicional del pensamiento fascista; en lo que se incluye la manipulación de la religión mayoritaria del Brasil, el cristiano catolicismo, para sus fines políticos, algo que podría y debería ser considerado como una blasfemia.

Consiguiendo el apoyo de lideres de grupos evangélicos y acercándose a los monarquistas brasileños, llegando a posibilidad de entregar la candidatura vicepresidencial a un príncipe brasileño, Luiz Philippe de Orléans-Bragança, descendiente del destituido Emperador Pedro II del Brasil. Buscando llegar al poder está unificando a los más radical, tradicionalista y conservador de la derecha brasileña a su alrededor, y con ellos ha llegado a ser el segundo en las encuestas detrás de Lula da Silva. Y ¿Quién será realmente este personaje?

Ultraderechista es como lo han definido pero debido a su historial también habría que agregar oportunista puesto a que ha cambiado varias veces de partido político, demostrando su falta de lealtad hacia una ideología. Su objetivo es llegar al poder para repetir la historia e instaurar un régimen que vuelva a darle al capitalismo las riendas del poder en el Brasil. Acentuar el odio contra la izquierda revolucionaria utilizando al falso izquierdista PT y sus crímenes con los cuales acabara con cualquier idea que el socialismo sea la vía hacia el bienestar de la clase obrera, importándole poco que existan partidos revolucionarios contrarios a Lula, o que Lula hubiese seguido línea de la derecha. Si eso no es suficiente la represión será la herramienta contra la izquierda.

Pero hasta que llegue eso, se ha convertido en víctima gracias a un simpatizante de Lula, que le ha apuñalado. Y en las encuestas continúa manteniéndose fuerte por debajo de Fernando Haddad, candidato del PT. La posibilidad de que Bolsonaro sea presidente del Brasil o que le gane el candidato del PT representan un oscuro futuro para el país continuando bajo los mismos políticos, principalmente si se siguiese el camino de la extrema derecha.

Brasil y el Futuro Latinoamericano

Brasil podría ser espejo de todos los países latinoamericanos donde gobierna o alguna vez gobernó el mal llamado “socialismo del siglo XXI” donde luego de estos la derecha tradicional volverá a tomar las riendas del gobierno, demostrando nuevamente la incompetencia que había llevado a los pseudorevolucionarios al poder, siendo esta incompetencia la que llevara ya no a la pseudoizquierda, sino a la extrema derecha con un feroz discurso anticomunista y antidemocrático.

Ya en los países de la Cordillera de los Andes, ante la inmigración venezolana por la crisis, han surgido discursos xenofóbicos que confunden nacionalidad con ideología acusando a los venezolanos de comunistas tal como algunas Hitler acuso a todos los judíos de formas parte de la corriente sionista, demagogias en las que ponen la culpa del desempleo en los países al pueblo venezolanos y no a la burguesía que manipula el número de empleos acorde a sus ambiciones de clase.

El fascismo es la última carta de la burguesía cuando el derechismo abierto y el derechismo encubierto en un discurso revolucionario fracasan. En él se instaura la dictadura que se encargará de mostrar de exaltar la imagen de la democracia burguesa de cara al estado policial que impone el fascismo y que se encarga de asesinar a aquellos que propongan estructuras y relaciones de producción que impidan la acumulación excesiva de capital y creación de privilegios.

Así la alternativa que dejan una vez destruido el fascismo parece ser la democracia que proclama la burguesía, regulada por ellos a través de los recursos financieros. Sin embargo, también es posible que resulto en el fortalecimiento de la izquierda revolucionaria como sucedió tras la Segunda Guerra en la que la burguesía perdió a Europa del Este ante el socialismo y en Europa Occidental tuvo que optar por aplicar la socialdemocracia para impedir la revolución.

Es así es como Brasil puede tener más opciones que Jair Bolsonaro, Lula da Silva o cualquier otro representante de la derecha vinculado a la corrupción. Llegando a existir opciones desde la verdadera izquierda que no rehúsa de continuar luchando por todos los medios que pueda para conseguir la construcción de la sociedad socialista sin temer a las condiciones existentes, como es el caso de las actuales con una izquierda difamada gracias a la traición de Lula y los “socialistas del siglo XXI”; donde lo mejor para ganar sería renegar a nuestros principios, renegar a ser de izquierda, pero eso sería traicionar a la ideología y de traidores solo se podría conseguir traición y otras formas de engañar.

Lo que sucede en Brasil y Latinoamérica, la obra del “socialismo del siglo XXI”, gran estirador del periodo de vida del capitalismo, será solo temporal y no le garantizará a la burguesía mantener el orden eternamente debido a su incompetencia y falta de interés en las necesidades de la clase obrera frente a las ambiciones de su grupo. El socialismo llegará con sus verdaderos dirigentes y generada la verdadera estructura para terminar con la desigualdad y demás males del capitalismo.
«Este país necesita cambiar. Y no son los partidos políticos que jugaron con nuestro país en la crisis, que defienden la continuidad del capitalismo, la vuelta de la dictadura militar […] La transformación sólo sucederá con la unión y la lucha de los trabajadores y de todos los oprimidos por el poder popular y el socialismo.» (Ejecutiva Nacional de la Unidad Popular, 2018)
Quizás en estas elecciones Brasil tenga que escoger a un mal menor de cara a la fascistización del país, y aceptar al candidato de Lula como su presidente, pero esto de la derecha en el poder no será para siempre en algún momento la izquierda revolucionaria podrá otorgar una propuesta fuerte con un amplio respaldo de las fuerzas populares que puedan romper con el régimen capitalista.

Bibliografía

Avedaño, T. (24 de Enero de 2018). Lula da Silva, el mito de izquierdas que domina la política brasileña desde hace 30 años. Obtenido de El País - España: https://elpais.com/internacional/2018/01/23/america/1516740350_991474.html
Biller, D., & Lima, M. S. (3 de Agosto de 2018). Este príncipe imperial podría ser candidato a la vicepresidencia de Brasil. Obtenido de Perfil: http://www.perfil.com/noticias/bloomberg/bc-companero-de-bolsonaro-podria-ser-miembro-de-ex-familia-real.phtml
de O. de Castro, H. C. (2008). Las políticas sociales del gobierno de Lula, ¿son de izquierda? Obtenido de Cuba Encuentro: https://www.cubaencuentro.com/revista/revista-encuentro/archivo/48-49-primavera-verano-de-2008/las-politicas-sociales-del-gobierno-de-lula-son-de-izquierda-97194
Di Cunto, R., & Ribeiro, M. (5 de Abril de 2018). ¿Qué recuerda del gobierno de Temer? Obtenido de El Economista - Mexico: https://www.eleconomista.com.mx/internacionales/Que-recuerda-del-gobierno-de-Temer-20180405-0157.html
Ejecutiva Nacional de la Unidad Popular. (1 de Septiembre de 2018). Unidad Popular: contra los banqueros, Boulos para presidente! Obtenido de Partido Comunista Revolucionario del Brasil: http://pcrbrasil.org/unidade-popular-contra-os-banqueiros-boulos-para-presidente/
El País. (s.f.). El gobierno Temer, una presidencia marcada por los escándalos. Obtenido de El País - Uruguay: https://www.elpais.com.uy/mundo/gobierno-temer-presidencia-marcada-escandalos.html
Gaudichaud, F. (29 de Septiembre de 2010). Balance de Ocho Años de Gobierno Lula : “Un Social Liberalismo a la Brasileña”. (E. Bechtold-Rognon, Entrevistador) Paris, Francia: Nouveaux Regards. Obtenido de https://www.cetri.be/Balance-de-ocho-anos-de-gobierno?lang=fr
Infobae. (24 de Septiembre de 2018). Elecciones en Brasil: una nueva encuesta revela que Fernando Haddad sigue creciendo y derrotaría a Jair Bolsonaro en segunda vuelta. Obtenido de Infobae: https://www.infobae.com/america/america-latina/2018/09/24/elecciones-en-brasil-una-nueva-encuesta-revela-que-fernando-haddad-sigue-creciendo-y-derrotaria-a-jair-bolsonaro-en-segunda-vuelta/
RPP Noticias. (11 de Mayo de 2016). Dilma Rousseff: errores y aciertos que marcaron su gobierno. Obtenido de RPP Noticias: https://rpp.pe/mundo/actualidad/dilma-rousseff-errores-y-aciertos-que-marcaron-su-gobierno-brasil-noticia-961493
RPP Noticias. (6 de Septiembre de 2018). Jair Bolsonaro: el candidato brasileño comparado con Hitler, a favor de las armas y denunciado por racismo. Obtenido de RPP Noticias: https://rpp.pe/mundo/latinoamerica/jair-bolsonaro-el-candidato-brasileno-comparado-con-hitler-a-favor-de-las-armas-y-denunciado-por-racismo-noticia-1146607
Ultima Hora. (29 de Abril de 2018). Paraguay debe recuperar su soberanía energética en Itaipú. Obtenido de Ultima Hora: https://www.ultimahora.com/paraguay-debe-recuperar-su-soberania-energetica-itaipu-n1145257.html

Vision 360. (1 de Mayo de 2016). Olimpiadas, Crisis y Corrupción. Obtenido de Ecuavisa: http://www.ecuavisa.com/video/video-vision-360/temporadas-orden/olimpiadas-crisis-corrupcion-1